¡Bienvenido!

Parroquia de San Julián de los Prados

Acércate y participa Conoce tu parroquia Aquí tienes tu sitio

Actualidad

Segundo Domingo de Adviento

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías Is 11, 1-10

    
    En aquel día, brotará un renuevo del tronco de Jesé y de su raíz florecerá un vástago. Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría y entendimiento, espíritu de consejo y fortaleza,
espíritu de ciencia y temor del Señor. Lo inspirará el temor del Señor.

    No juzgará por apariencias ni sentenciará de oídas; juzgará a los pobres con justicia, sentenciará con rectitud a los sencillos de la tierra; pero golpeará al violento con la vara de su boca, y con el soplo de sus labios hará morir al malvado. La justicia será ceñidor de su cintura, y la lealtad, cinturón de sus caderas.

    Habitará el lobo con el cordero, el leopardo se tumbará con el cabrito, el ternero y el león pacerán juntos: un muchacho será su pastor. La vaca pastará con el oso, sus crías se tumbarán juntas; el león como el buey, comerá paja.

    El niño de pecho retoza junto al escondrijo de la serpiente, y el recién destetado extiende la mano
hacia la madriguera del áspid. Nadie causará daño ni estrago por todo mi monte santo: porque está lleno el país del conocimiento del Señor, como las aguas colman el mar.

    Aquel día, la raíz de Jesé será elevada como enseña de los pueblos: se volverán hacia ella las naciones
y será gloriosa su morada.

Salmo  
Sal 71. 

    R.  Que en sus días florezca la justicia y la paz abunde eternamente. 


Segunda lectura 
Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos
Ro 15, 4-9
 
    Hermanos:

    Todo lo que se escribió en el pasado, se escribió para enseñanza nuestra, a fin de que a través de nuestra paciencia y del consuelo que dan las Escrituras mantengamos la esperanza. Que el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener entre vosotros los mismos sentimientos, según Cristo Jesús, de este modo, unánimes, a una voz, glorificaréis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.Por eso, acogeos mutuamente, como Cristo os acogió para gloria de Dios. Es decir, Cristo se hizo servidor de la circuncisión en atención a la fidelidad de Dios, para llevar a cumplimiento las promesas hechas a los patriarcas y, en cuanto a los gentiles, para que glorifiquen a Dios por su misericordia; como está escrito:
«Por esto te alabaré entre los gentiles y cantaré para tu nombre».

Evangelio del día 
Lectura del santo Evangelio según San Mateo
Mt 3, 1-12

    “Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos"

   Por aquellos días, Juan Bautista se presentó en el desierto de Judea, predicando:

    «Convertíos, porque está cerca el reino de los cielos».

    Este es el que anunció el Profeta Isaías diciendo:

    «Voz del que grita en el desierto: “Preparad el camino del Señor, allanad sus senderos”».

    Juan llevaba un vestido de piel de camello, con una correa de cuero a la cintura, y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Y acudía a él toda la gente de Jerusalén, de Judea y de la comarca del Jordán; confesaban sus pecados y él los bautizaba en el Jordán. Al ver que muchos fariseos y saduceos venían a que los bautizara, les dijo:

    «¡Raza de víboras!, ¿quién os ha enseñado a escapar del castigo inminente? Dad el fruto que pide la conversión. Y no os hagáis ilusiones, pensando: “Tenemos por padre a Abrahán”, pues os digo que Dios es capaz de sacar hijos de Abrahán de estas piedras. Ya toca el hacha la raíz de los árboles, y todo árbol que no dé buen fruto será talado y echado al fuego.

Yo os bautizo con agua para que os convirtáis; pero el que viene detrás de mí es más fuerte que yo y no merezco ni llevarle las sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego. Él tiene el bieldo en la mano: aventará su parva, reunirá su trigo en el granero y quemará la paja en una hoguera que no se apaga».

Primer Domingo de Adviento

Primera lectura

Lectura del libro de Isaías Is 2, 1-5

    
    Visión de Isaías, hijo de Amós, acerca de Judá y de Jerusalén. En los días futuros estará firme el monte de la casa del Señor, en la cumbre de las montañas, más elevado que las colinas. Hacia él confluirán todas las naciones, caminarán pueblos numerosos y dirán:

    «Venid, subamos al monte del Señor, a la casa del Dios de Jacob. Él nos instruirá en sus caminos y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, la palabra del Señor de Jerusalén».

    Juzgará entre las naciones, será árbitro de pueblos numerosos. De las espadas forjarán arados, de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo, no se adiestrarán para la guerra.

    Casa de Jacob, venid; caminemos a la luz del Señor.

Salmo  
Sal 121. 

    R.  Vamos alegres a la casa del Señor. 


Segunda lectura 
Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Romanos
Ro 13, 11-14
 
    Hermanos:

    Comportaos reconociendo el momento en que vivís, pues ya es hora de despertaros del sueño, porque ahora la salvación está más cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe. La noche está avanzada, el día está cerca: dejemos, pues, las obras de las tinieblas y pongámonos las armas de la luz. Andemos como en pleno día, con dignidad. Nada de comilonas y borracheras, nada de lujuria y desenfreno, nada de riñas y envidias. Revestíos más bien del Señor Jesucristo.

Evangelio del día 
Lectura del santo Evangelio según San Mateo
Mt 24, 37-44

    “Estad en vela"

   En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

«Cuando venga el Hijo del hombre, pasará como en tiempo de Noé. En los días antes del diluvio, la gente comía y bebía, se casaban los hombres y las mujeres tomaban esposo, hasta el día en que Noé entró en el arca; y cuando menos lo esperaban llegó el diluvio y se los llevó a todos; lo mismo sucederá cuando venga el Hijo del hombre: dos hombres estarán en el campo, a uno se lo llevarán y a otro lo dejarán; dos mujeres estarán moliendo, a una se la llevarán y a otra la dejarán.

    Por tanto, estad en vela, porque no sabéis qué día vendrá vuestro Señor.

    Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora de la noche viene el ladrón, estaría en vela y no dejaría que abrieran un boquete en su casa.

    Por eso, estad también vosotros preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre».

Primeros pasos hacia la Unidad Pastoral

    El pasado sábado 19 de Noviembre se reunieron los Consejos Pastorales de San José de Pumarín y San Julián de los Prados, en el marco del objetivo de lograr la UP (Unidad Pastoral) de nuestras respectivas parroquias. Después de compartir la  realidad de cada una de ellas, las actividades que en cada parroquia se llevan a cabo, convinimos en concretar algunos pasos para lo que resta de este curso. 

    Algo que puede ser permanente sería que nos comunicáramos aquellos actos extraordinarios que hagamos en nuestras parroquias, como la oración comunitaria que realizaremos en San Julián el próximo 10 de Diciembre. Y como acciones más concretas para este curso, acordamos realizar una mañana o tarde de retiro espiritual en Cuaresma, programar alguna charla sobre algún tema candente o sobre algún aspecto de formación cristiana, ir reuniéndose los equipos de tareas para compartir su trabajo, método, criterios (catequistas, Cáritas, liturgia, etc); hacer juntos la excursión final de curso y compartir el campamento de verano para niños y jóvenes que viene realizando desde hace años la parroquia de Pumarín.

    En palabras de nuestro párroco, creo que ha sido un encuentro muy provechoso de conocimiento y planificación. Algo en que hemos estado de acuerdo es que hemos de ir realizando acciones que impliquen a todos, estén abiertas a toda la comunidad, porque la UP no se hace entre los equipos de tareas sino entre ambas comunidades. Ponemos nuestro encuentro y programación en las manos del Señor, para que nos ayude a realizar este camino con serenidad, constancia y ánimo, sabiendo que estamos construyendo iglesia de futuro.

Solemnidad de Cristo Rey del Universo


 Primera lectura

Lectura del segundo libro de Samuel 2 Sam 5, 1-3

    
    En aquellos días, todas las tribus de Israel se presentaron ante David en Hebron y le dijeron:

    «Hueso tuyo y carne tuya somos. Desde hace tiempo, cuando Saúl reinaba sobre nosotros, eras tú el que dirigía las salidas y entradas de Israel. Por su parte, el Señor te ha dicho: “Tú pastorearás a mi pueblo Israel, tú serás el jefe de Israel”».

    Los ancianos de Israel vinieron a ver al rey en Hebrón. El rey hizo una alianza con ellos en Hebrón, en presencia del Señor, y ellos le ungieron como rey de Israel.

Salmo  
Sal 121. 

    R.  Vamos alegres a la casa del Señor. 


Segunda lectura 
Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses 
Col 1, 12-20
 
    Hermanos:

    Demos gracias a Dios Padre, que os ha hecho capaces de compartir la herencia del pueblo santo en la luz. Él nos ha sacado del dominio de las tinieblas y nos ha trasladado al reino del Hijo de su amor, por cuya sangre hemos recibido la redención, el perdón de los pecados.

    Él es imagen del Dios invisible, primogénito de toda criatura; porque en él fueron creadas todas las cosas: celestes y terrestres, visibles e invisibles. Tronos y Dominaciones, Principados y Potestades; todo fue creado por él y para él. Él es anterior a todo, y todo se mantiene en él. Él es también la cabeza del cuerpo: de la Iglesia.

    Él es el principio, el primogénito de entre los muertos, y así es el primero en todo. Porque en él quiso Dios que residiera toda la plenitud. Y por él y para él quiso reconciliar todas las cosas, las del cielo y las de la tierra, haciendo la paz por la sangre de su cruz.

Evangelio del día 
Lectura del santo Evangelio según San Lucas 
Lc 23, 35-43

    “Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino"

    En aquel tiempo, los magistrados hacían muecas a Jesús diciendo:

    «A otros ha salvado; que se salve a sí mismo, si él es el Mesías de Dios, el Elegido».

    Se burlaban de él también los soldados, que se acercaban y le ofrecían vinagre, diciendo:

    «Si eres tú el rey de los judíos, sálvate a ti mismo».

    Había también por encima de él un letrero:

    «Este es el rey de los judíos».

    Uno de los malhechores crucificados lo insultaba diciendo:

    «¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros».

    Pero el otro, respondiéndole e increpándolo, le decía:

    «¿Ni siquiera temes tú a Dios, estando en la misma condena? Nosotros, en verdad, lo estamos justamente, porque recibimos el justo pago de lo que hicimos; en cambio, este no ha hecho nada malo».

    Y decía:

    «Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu reino».

    Jesús le dijo:

    «En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso».

XXXIII Domingo de tiempo ordinario

 

Primera lectura

Lectura del profeta Malaquías Ml 3, 19-20a

    
   He aquí que llega el día, ardiente como un horno, en el que todos los orgullosos y malhechores serán como paja; los consumirá el día que está llegando, dice el Señor del universo, y no les dejará ni copa ni raíz. Pero a vosotros, los que teméis mi nombre, os iluminará un sol de justicia y hallaréis salud a su sombra.
Salmo  
Sal 97. 

    R.  El Señor llega para regir la tierra con justicia. 


Segunda lectura 
Lectura de la segunda carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses
2 Te 3, 7-12
 
    Hermanos:

    Ya sabéis vosotros cómo tenéis que imitar nuestro ejemplo: No vivimos entre vosotros sin trabajar, no comimos de balde el pan de nadie, sino que con cansancio y fatiga, día y noche, trabajamos a fin de no ser una carga para ninguno de vosotros.No porque no tuviéramos derecho, sino para daros en nosotros un modelo que imitar. Además, cuando estábamos entre vosotros, os mandábamos que si alguno no quiere trabajar, que no coma.

    Porque nos hemos enterado de que algunos viven desordenadamente, sin trabajar, antes bien metiéndose en todo. A esos les mandamos y exhortamos, por el Señor Jesucristo, que trabajen con sosiego para comer su propio pan.

Evangelio del día 
Lectura del santo Evangelio según San Lucas 
Lc 21, 5-19

    “Con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas"

    En aquel tiempo, como algunos hablaban del templo, de lo bellamente adornado que estaba con piedra de calidad y exvotos, Jesús les dijo:

    «Esto que contempláis, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea destruida».

    Ellos le preguntaron:

    «Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso está para suceder?».

    Él dijo:
    
    «Mirad que nadie os engañe. Porque muchos vendrán en mi nombre diciendo: “Yo soy”, o bien: “Está llegando el tiempo”; no vayáis tras ellos. Cuando oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque es necesario que eso ocurra primero, pero el fin no será enseguida».

    Entonces les decía:

    «Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino, habrá grandes terremotos, y en diversos países, hambres y pestes. Habrá también fenómenos espantosos y grandes signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las sinagogas y a las cárceles, y haciéndoos comparecer ante reyes y gobernadores, por causa de mi nombre. Esto os servirá de ocasión para dar testimonio.

    Por ello, meteos bien en la cabeza que no tenéis que preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro.

    Y hasta vuestros padres, y parientes, y hermanos, y amigos os entregarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os odiarán a causa de mi nombre.

    Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas».

Obras en nuestro templo

  

    Durante los últimos dos meses nuestra iglesia ha lucido un traje muy especial en forma de andamios, con el objeto de aplicar una carga de mortero de cal en algunos de sus muros. La idea parte del Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), que encabeza un proyecto en el que la Consejería de Cultura ha invertido algo más de 43.000€.

    En esta primera fase se ha revocado parte de la fachada y en los próximos meses -mediante unos sensores instalados al efecto- se hará un seguimiento de la humedad y temperatura en esas zonas, a la vez que se miden las condiciones de las pinturas. En los próximos meses, en función de los resultados de esas mediciones, se tomará la determinación adecuada.

    La idea que barajan los expertos es que lo que afecta a las pinturas prerrománicas del interior es la humedad que se filtra a través de los muros, así que antes de proceder a la restauración de las mismas hay que intentar poner freno a dicha humedad. Y eso es lo que se va a intentar mediante el empleo de mortero aplicado en las paredes exteriores, intentando recuperar el formato original que tenía la iglesia  y que fue eliminado en la restauración de 1912.


horarios e información

Misas

Laborales, sábados y visperas de festivo:

19:30h

Domingos y festivos

11:00h, 12:00h y 13:00h.

Horarios especiales de Navidad aquí

Julio, agosto y septiembre:

Se anula la misa de 12:00h del domingo.

Bautizos:

Segundo y cuarto domingo de cada mes tras la misa de las 13:00

Celebración de Sacramentos

Consulta aquí los criterios para celebrar sacramentos en nuestra parroquia.

Solicitud Certificados

Descarga aquí la solicitud y preséntala en el despacho parroquial con una copia del DNI del solicitante (el trámite puede hacerlo una persona autorizada por el mismo)

Despacho parroquial

Jueves y viernes

Septiembre a julio: de 18:00 a 19:00h

Julio a agosto: sólo viernes de 20:00 a 21:00h.

Teléfonos: 600 407 333 / 985 28 55 820

Confesión

Todos los días antes de misa, cuando se solicite.

Visitas

Consulta aquí los horarios de visita.

Donativos

Consulta aquí cómo donar a la parroquia

EVANGELIO

Al día siguiente vió venir a Jesus y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: En pos de mí viene un varón que ha pasado delante de mí, porque era primero que yo. Yo no le conocía; mas para que El fuese manifestado a Israel he venido yo, y bautizo en agua.

Evangelio de San Juan

Capítulo 1:29-31

No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque el juicio que vosotros hacéis, se aplicará a vosotros, y la medida que usáis, se usará para vosotros. ¿Por qué ves la pajuela que esta en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que está en tu ojo?

Evangelio de San Mateo

Capítulo 7:1-3

Si, pues, vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial os perdonará también; pero si vosotros no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestros pecados”.

Evangelio de San Mateo

Capítulo 6:14-15

Y cuando os ponéis de pie para orar, perdonad lo que podáis tener contra alguien, a fin de que también vuestro Padre celestial os perdone vuestros pecados. Si no perdonáis, vuestro Padre que está en los cielos no os perdonará tampoco vuestros pecados.

Evangelio de San Marcos

Capítulo 11:25-26

"Ahora bien, en la Ley, Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Y Tú, qué dices?". Esto decían para ponerlo en apuros, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir en el suelo, con el dedo. Como ellos persistían en su pregunta, se enderezó y les dijo: “Aquel de vosotros que esté sin pecado, tire el primero la piedra contra ella”.

Evangelio de San Juan

Capítulo 8:5-7

985 285 582 / 626 264 860

FORMULARIO DE CONTACTO