¡Bienvenido!

Parroquia de San Julián de los Prados

Acércate y participa Conoce tu parroquia Aquí tienes tu sitio

Actualidad

¡Volvemos!


De acuerdo al calendario establecido por las autoridades, a partir del próximo lunes día 11 recuperamos las celebraciones litúrgicas de manera presencial.

De esta manera, se reanudan las misas en los horarios habituales. No obstante, recordamos que durante la pandemia existe dispensa de la obligación de la misa dominical, especialmente para las personas vulnerables al virus. 

Asimismo, se han dictado una serie de normas para el acceso y correcto funcionamiento de las celebraciones. Son las siguientes:



                                 ☑️ El aforo queda limitado a 40 asistentes

                                 ☑️ Se ocuparán solo los lugares señalados en rojo en los bancos. 

                                 ☑️ Las personas convivientes pueden sentarse juntas.

                                 ☑️ Es obligatorio el uso de mascarilla durante toda la celebración

                                 ☑️ La comunión será entregada en mano exclusivamente

                                 ☑️ A la entrada y salida de la iglesia se debe guardar la distancia de seguridad

                                 ☑️ La colecta se realizará al final de la misa.



Si estás enfermo, ¡quédate en casa!

Plan para resucitar


El papa Francisco escribe en la revista Vida Nueva una reflexión inédita para una Pascua marcada por el coronavirus. A partir del “alégrense” de Jesús a las mujeres, reivindica la “civilización del amor”. Francisco llama a contagiarse con “los anticuerpos necesarios de la justicia, la caridad y la solidaridad” para la reconstrucción en el día después de la pandemia."

Puedes leer el documento íntegro de Plan para resucitar en este enlace

Domingo de Resurrección



Tenemos una razón para la esperanza, un por qué para vivir: Cristo ha resucitado. Está en el camino de la vida, de lo diario, de lo sencillo. Se trata de adentramos en Io de cada día con el espíritu del resucitado, mirando lo que hay de amor y de entrega, todos los signos que provocan en nosotros razones para seguir viviendo y amando. 

La condición para el encuentro es salir y buscar, dejarse llevar por la sed de lo auténtico y no darse por vencido ni encerrarse en la oscuridad de uno mismo o del mundo. El oficio del creyente, del seguidor de Jesús, es rastrear su huella resucitada en medio del mundo y una, vez encontrada señalarla con gritos de esperanza para que otros muchos puedan abrazarse y vincularse a ese hombre nuevo que es Cristo resucitado


Sábado Santo



La noche de resurrección abre la fuente del agua de la vida. Cristo quiere darnos su Espíritu, derramar sobre nosotros un agua pura que nos purificará de todo lo que nos ata y nos aprisiona, para respirar en la libertad de los que han encontrado un sentido a la vida en la generosidad y en la entrega, la que nos hace salir de la muerte de la seguridad y de la autorreferencia. Señor, dame de tu agua.

Nuestra noche también se viste de luz, la Palabra nos ha llegado al corazón y comulgamos espiritualmente al Crucificado que ha resucitado, Nadie puede quitarnos la alegría. Cristo ha resucitado y nosotros estamos alegres porque tenemos Vida. Y no queremos esconderla porque es de toda la humanidad, somos hermanos.

Viernes Santo

No podemos allegarnos a tus pies, Señor de la Vida, 
pero tú abres bien los brazos para estrecharnos a todos 
junto a tu pecho herido de amor

Jueves Santo



No hay amor si no se aprende a conjugar el verbo servir. No hay amor si, como lo hace Jesús, no estás dispuesto a bajar, a inclinarte, a despojarte de todo tipo de mantos y de títulos. No hay amor si no te pones a los pies de todos, incluso ante el más insignificante de los hombres. 

El amor hecho a trozos y repartido para que nadie se quede sin pan y todos puedan sentarse a la mesa. Está ya inaugurada y para siempre la mesa común. Solo hacen falta más servidores de Jesús con lebrillos de libertad y toallas de ternura y compasión. Atrévete a comer su Cuerpo partido y su Sangre derramada, así tendrás fuerzas para el Reino y su justicia.

horarios

Misas

Laborales, sábados y visperas de festivo:

19:30h

Domingos y festivos

11:00h, 12:00h y 13:00h.

Horarios especiales de Navidad aquí

Julio y agosto:

Se anula la misa de 12:00h del domingo.

Bautizos:

Segundo y cuarto domingo de cada mes tras la misa de las 13:00

Despacho parroquial

Jueves y viernes

Septiembre a julio: de 18:00 a 19:00h

Julio a agosto: sólo viernes de 20:00 a 21:00h.

Confesión

Todos los días antes de misa, cuando se solicite.

Visitas

Pinche aquí para ver los diferentes horarios de visita.

EVANGELIO

Al día siguiente vió venir a Jesus y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: En pos de mí viene un varón que ha pasado delante de mí, porque era primero que yo. Yo no le conocía; mas para que El fuese manifestado a Israel he venido yo, y bautizo en agua.

Evangelio de San Juan

Capítulo 1:29-31

No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque el juicio que vosotros hacéis, se aplicará a vosotros, y la medida que usáis, se usará para vosotros. ¿Por qué ves la pajuela que esta en el ojo de tu hermano, y no reparas en la viga que está en tu ojo?

Evangelio de San Mateo

Capítulo 7:1-3

Si, pues, vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial os perdonará también; pero si vosotros no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestros pecados”.

Evangelio de San Mateo

Capítulo 6:14-15

Y cuando os ponéis de pie para orar, perdonad lo que podáis tener contra alguien, a fin de que también vuestro Padre celestial os perdone vuestros pecados. Si no perdonáis, vuestro Padre que está en los cielos no os perdonará tampoco vuestros pecados.

Evangelio de San Marcos

Capítulo 11:25-26

"Ahora bien, en la Ley, Moisés nos ordenó apedrear a tales mujeres. ¿Y Tú, qué dices?". Esto decían para ponerlo en apuros, para tener de qué acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, se puso a escribir en el suelo, con el dedo. Como ellos persistían en su pregunta, se enderezó y les dijo: “Aquel de vosotros que esté sin pecado, tire el primero la piedra contra ella”.

Evangelio de San Juan

Capítulo 8:5-7

985 285 582

FORMULARIO DE CONTACTO